Reflexión sobre la Policía de Puerto Rico

12243041_10207096237739895_7973032528379998662_n

Por Lcdo. Victor M. Rivera González, vegabajeño, Juez Superior retirado, Ex-Superintendente de la Policía, Ex-Superintendente del Departamento de Corrección 

Trabajé en las tres ramas de Gobierno (ejecutivo, legislativo y judicial), pero mi contentura comenzó cuando fui nombrado Superintendente de la  Policía de Puerto Rico. Desde pequeño aspiraba a ser miembro de la policía, así que pude asumir las responsabilidades del cargo con orgullo y entusiasmo.

Fui un compañero mas durante mi incumbencia.  No puedo negar la gran preocupación que tengo por la Policia de Puerto Rico, en este momento histórico, en que se cuestiona un alegado abandono de servicio, sub silentio, con el consabido caos en la seguridad publica.

Los sindicatos que representan el cuerpo policial han aprovechado, la ventana de oportunidad, para expresar que los nuevos policías no tienen derecho a pensión por retiro, que se le debe el pago por horas extras y que no tendrán el beneficio del seguro social federal. Incidentalmente, los sindicatos, también se están jugando una penúltima carta ya que el numero de policias ha disminuido en casi tres mil efectivos .
A manera de reflexión me dirijo a mis compañeros en la Policía. Los brazos caídos, sin que reconozca que ello sea cierto, tienen como costo directo vidas. Vidas que no se pudieron salvar porque la vigilancia y protección perdió efectividad con las ausencias masivas que se evidenciaron. Vidas que pudieron ser un Juan del Pueblo , un familiar cercano, un hijo, una hija, sabe Dios quien .

El Gobernador de Puerto Rico adoptó una posición sensata cuando señaló que los policías tienen derechos y tienen obligaciones. 
No podemos ahondar mas en el abismo de esta controversia. La Policía de Puerto Rico va a realizar el trabajo que sabe hacer y que desempeña con excelencia, proteger y brindar seguridad a todo el país, a la nación o al territorio candidato a estado (Espero haber incluido todas las modalidades). Eso hay que tomarlo como un hecho consumado. 
Le corresponde al Gobierno actual buscar avenidas de dialogo, con los sindicatos , que hagan mas atractivo el permanecer en la Policía de Puerto Rico y no brincar el charco hacia Estados Unidos.

  1. Es necesario que se identifiquen fondos públicos para que se le empiece a pagar las aportaciones individuales y las patronales, del seguro social federal, al Policia y a los maestros. De donde va a salir el dinero, no es fácil. Hay que pensar en la agricultura, no en sembrar, mas bien desyerbar por completo los batatales de politiqueros con sueldos altísimos, llenando las corporaciones publicas de ineptitud.
  2. Al igual que se hace con los veteranos, en los E.U. de América, darle trato privilegiado a la Policia de Puerto Rico en una completa exención en cuanto al pago de la contribución sobre la propiedad y una disminución en el pago por los servicios públicos (luz, agua, sellos de rentas internas, derechos arancelarios y arbitrios de automóvil en un por ciento que haga atractivo la retención del policía).

Estos servidores públicos merecen eso y mas. Invito a los lectores a que hagan sugerencias adicionales que hagan posible la retención de estos héroes anónimos, que arriesgan la vida a diario, en beneficio de los habitantes de esta bella Isla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s